LUNA OCULTA O LUNA NUEVA/Luna Creciente

                 AFRONTANDO PARADIGMAS

RE-INICIO DEL CICLO LUNAR

DE LUNA OCULTA A CUARTO CRECIENTE

LAMINA :1/8

Luna Nueva: La luna, nuestro único satélite natural nunca deja de ser fuente de misterio y grandes inquietudes y otras tantas especulaciones que van desde lo mítico y astrofísico hasta absurdas especulaciones que nos son otra cosa que uno de esos tantos intentos de dividir y confundir el pensamiento humano, precisamente ahora que los seres humanos se están reconociendo en su propio conocimiento. Pero esto no es de ahora, todo el tiempo ha pasado de igual manera, una humanidad dividida y confundida es una presa fácil de dominar y controlar.

Cada una de las grandes civilizaciones y culturas han instituido un particular folclor al que le han dado significados y momentos diferentes a este particular acompañante celestial, en cada una de sus fases han fundado mitos y creencias auspiciosas unas sobrenaturales otras; sobre la relación entre la vida y el movimiento terrestre-lunar; en qué manera afecta a los diferentes organismos, especialmente a los seres vivientes y por consiguiente a la especie pensante cada momento de estos.

Toda esta seria de convicciones míticas o mágicas no se deben considerar como creencias irracionales o absurdas porque como tales son indicio de un comportamiento cognitivo propio de la condición humana, la especulación es parte de esa naturaleza espiritual de los seres humanos, una parte que hay que direccionar necesariamente para que se convierta en cognición redentora o liberadora. La especulación nos acerca a las cosas en su real dimensión, es un acercamiento a esa realidad y los seres humanos crecemos acercándonos a la verdad, solo que hay otros que tratan de alejarnos de esos acercamientos, y lo peor es que siempre hemos ignorado esa realidad que nos acecha y nos comprime.

El folclor lunar y todas otras creencias míticas o "religiosas" es en definitiva un acercamiento e esa verdadera incidencia, pues de hecho existe una estrecha relación entre la tierra y la luna que agrava o auspicia las condiciones de vida en general. Cada grado o ángulo entre la tierra y la luna modifica y altera la vibración, la frecuencia y demás energías terrestres y por consiguiente también altera y modifica a la naturaleza terrestre. Pues cada grado o ángulo de la luna visible u oculta representa un factor diferente de energía solar reflejada, esto es, de luz solar indirecta, luz opuesta a la luz solar directa que se recibe del sol. Asunto este que ha sido la fuente de la invención de sistemas rituales o "religiosos" relacionados con el culto lunar y otros cultos universales, como el catolicismo, pues en el catolicismo la luna es una deidad solo que con vestido de virgen.

Nuestros "sentimientos" y admiración hacia este cuerpo estelar radica en que éste es parte de nuestras "entrañas", pues es un pedazo de nuestra tierra que en algún momento se fragmento y sin desligarse por completo y sin dejar de ser parte esencial para la vida se confino frente a la superficie terrestre a una distancia de 30 diámetros terrestres para mostrarse y para ocultarse un grado cada uno de los dias terrestres. De manera que cada día o grado que pase ya sea mostrándose u ocultándose tanto las condiciones térmicas de la luna como las condiciones vitales de la tierra se alteran o se transforman positiva o negativamente, pues cada día es un factor de "enfriamiento " o "calentamiento" diferente.

La tierra y la luna conforman un sistema propio: El sistema tierra-luna. Así como la tierra gira y rota en función de leyes cosmológicas superiores la luna es movida en función de leyes tierra-luna. En el momento en que se dio dicha segregación la tierra perdió no solo parte de su volumen físico-geográfico, sino que también perdió un importante porcentaje de esa otra materia no geográfica (materia oscura) en la que estaba alojada respondiendo a esas leyes superiores por las que se rigen los planetas en nuestro sistema solar.

Así, desde ese eventual o necesario suceso cósmico esa otra materia (materia oscura) que conformaba la original esfera que rodeaba la tierra; se dividió en dos esferas o "burbujas" pero sin que se separaran una de la otra, pues quedaron entrelazadas, solo que, con diferente volumen, ya que el volumen de la esfera terrestre fue al principio 14 veces mayor que el volumen de la esfera lunar, dimensiones que se repiten cada vez que la luna alcanza la posición de Luna Nueva u "oculta". Estas dimensiones adquiridas en la segregación son variables, pues el porcentaje o el volumen aumenta o disminuye cada ángulo o grado entre la tierra y la luna; esto es, disminuye 1/28 cada día o grado, aumenta en creciente la esfera lunar y en menguante aumenta la esfera terrestre hasta llegar la esfera lunar a alcanzar el volumen original en fase de luna nueva, cabe aclarar que en ningún momento ambas esferas llegan a ser de igual volumen.

De esta manera; la esfera lunar recupera el volumen inicial en la fase de luna nueva y por su parte también la esfera o "burbuja" terrestre recupera su volumen inicial. Es necesario aclarar que solo se recupera el volumen inicial y no la forma original, al menos la forma origina de la esfera terrestre, pues en la segregación no solo se dividió la esfera terrestre propia del planeta, sino que también la deformo y paso de ser una esfera circular a una esfera o "burbuja" alargada o en forma de pétalo. (flor de la vida)

El momento entre la tierra y la luna en que se alcanza la luna, la fase de luna nueva es considerada el inicio de un nuevo ciclo lunar precisamente porque en ese momento ambas esferas recuperan su volumen inicial. Este momento ha sido interpretado por todas las civilizaciones y culturas de maneras diferentes para inspirarse en invenciones o creencias particulares, el folclor de la fase de luna nueva ha sido celebrado de maneras diferentes por las diferentes culturas.

Sin entrar en muchos detalles y contradicciones con otras convicciones mágicas o "religiosas", estas modificaciones por los constantes cambios de volumen en ambas "burbujas" es lo que hace que tanto la tierra como la luna se interrelaciones e interactúen cada día con diferencias térmicas y hasta climáticas, ya que la luna recibe cada día un factor diferenciado de luz solar y por consiguiente refleja a la superficie terrestre esa misma diferencia, diferencia que "enfría" o "calienta" de diversas maneras la naturaleza terrestre, afectando también de diversas maneras la existencia de los seres vivos, ya sean organismos animales o vegetales. Pues esta diferencia de luz reflejada interviene la frecuencia terrestre, la vibración y las energías de los diferentes organismos químico-biológicos que en su especifica naturaleza poseen sensibilidades diferentes y por consiguiente diferentes reacciones y respuestas ante el estímulo de la luz solar reflejada por la luna que los "calienta" o los "enfría" específicamente...De La Vida y Las Estrellas (R-Evolución-Revelación)   

LAMINA:2/8

La Luna Creciente: La luna creciente es una fase ascendente y floreciente, en esta fase se da el "milagro", pues se manifiesta lo que permanecía oculto. El folclor de la luna creciente está relacionado con el progreso y la abundancia; la fase de luna creciente es por tradición popular considerada la fase de la agricultura. En todas las civilizaciones y culturas actuales los agricultores han aprovechado esta fase para realizar sus actividades agrícolas y todo lo que se relacione con la producción, la abundancia y el crecimiento.

Ahora veamos grosso modo como todo este folclor y tradición se relaciona con los factores astro-físicos que intervienen en el progreso de esta fase y en qué manera las combinaciones de estos factores son ciertamente propicios.

El periodo creciente es el re-inicio de un nuevo ciclo lunar, sucede inmediatamente al momento en que las esferas etéreas o "burbujas" tanto la de la tierra como la de la luna alcanzan en la fase de luna nueva el volumen original o de inicio, esto es, el volumen que adquirieron cada esfera geográfica luego de la segregación y que es proporcional al tamaño de cada cual, momento en que la combinación entre ambas "burbujas" producen efectos neutrales que atemperan en vez de des-atemperar y por lo tanto no se da gran perturbación físico-energética.

A partir del momento en que la luna empieza a asomarse o empieza a salirse de la sombra terrestre, o dicho de otra manera, empieza a reflejar indirectamente la luz solar; empiezan ambas esferas o "burbujas" a modificar su volumen original e inicia inmediatamente pero gradualmente cierta provocación equilibrante al principio y desequilibrante al final de la fase precisamente por la combinación de energías que se dan en cada momento o grado en que la luna se corre, esto es, por cada grado de luz reflejada del sol. Entre tanto la "burbuja" terrestre disminuye, la "burbuja" lunar empieza a aumentar su volumen y por consiguiente empieza ese "juego" de energías y provocaciones entre la luz solar directa y la luz solar indirecta recibida en la superficie terrestre, la luz solar directa atempera entre tanto la luz solar indirecta des-atempera. Este "juego" o alternación entre ambos factores solares, factores positivos y negativos en definitiva alteran ya sea positivamente o negativamente las condiciones vitales de los organismos terrestres, pues no debemos olvidar que somos lo que somos por la presencia de esa energía solar o "espíritu santo" que en todo momento nos asiste desde "lo alto o desde el cielo".

Cuando la "burbuja" terrestre disminuye su volumen; disminuyen también factores físicos como la consistencia o densidad energética, pero cuando la esfera terrestre adquiere su mayor volumen, esto es, cuando alcanza la siguiente fase que es la fase de luna llena, esa consistencia es menor y cuando empieza a ceder o a menguar parte de su volumen original empieza esa densidad o consistencia a ser mayor.

Todo lo contrario, sucede en la esfera etérea de la luna; cuando ésta alcanza el novilunio o luna nueva u oculta alcanza el volumen menor que es el tamaño original y a la vez adquiere la mayor densidad y cuando empieza a manifestarse o a crecer; éstas energías tienden a un equilibrio temporal y una vez que la luna alcance el cuarto creciente; estas energías están en ese punto de equilibrio de fuerzas o factores energéticos ya que la "burbuja" terrestre disminuye o se desinfla un 25% de su volumen original y la "burbuja" lunar aumenta en un 25%.

En el cuarto menguante también se da este mismo equilibrio solo que en esta fase las incidencias que intervienen tanto de la tierra como de la luna suceden posterior a la fase de luna llena, fase en se registra el mayor desequilibrio del ciclo lunar y por ende la fase con mayor provocación y por lo tanto se generan perturbaciones inversas.

Lamina 2/8, tamaño recomendado para impresión es de 150cms x 92 cms (una impresión menor a estas dimensiones ya no permitiría la visibilidad de los detalles. En este tamaño recomendado apenas se pueden apreciar los detalles internos. La escala utilizada en estos gráficos es la mínima y además esta reducida caprichosamente, pero sin perder las relaciones de las referencias física-astronómicas.