Ecumenismo:Los Nuevos Conflictos Religiosos

IMAGEN TOMADA DE LA WEB SIN FINES DE LUCRO


COLECCIÓN EISEGESIS- HERMENÉUTICA. AGOSTO 2017. N°2

¿Será acaso el ecumenismo la causa de la continuación de la guerra religiosa? ¿será acaso la publicacion de la Carta Apostólica en forma Motu Proprio "maiorem hac dilectionem" sobre el ofrecimiento de la vida, el día 11 de julio del 2017 el anuncio de la Nueva Inquisición, camuflada de beatificación y martirio voluntario? ¿será acaso la desobediencia al Nuevo Evangelio anunciado precisamente otro día 11 (febrero de 2017) la puesta en marcha de esta otra inquisición? ¿será acaso el ofrecimiento de la vida la nueva manera de morir como mártir en la Nueva era de Acuario por no aceptar el Nuevo Evangelio? Las interrogantes pueden continuar pero se nos haría muy tediosa esta lectura, lo mejor será consultar "motu proprio" todos esos documentos apostólicos, y recuerden que en el Vaticano no se hace nada si no está conforme a los cálculos astrológicos, nada se dice ni se hace que no encaje en la esfera astrológica, eso sí, saben ocultarlo muy bien, si lo hacen, saquen sus propias conclusiones, pero eso sí, eviten toda percepción religiosa pues acá no hay nada de religioso ni tampoco ningún MODO PROPIO que favorezca a la humanidad, pues esta frase MOTU PROPRIO no tiene que ver nada con la iniciativa propia ni autoridad propia alguna de quien escribe ni de quienes escriben este documento fraudulento, pues existe en esta frase en latín una cruel y astuta y fraudulenta intención, la más engañosa de todas, tal como es la frase SOBRE EL OFRECIEMIENTO DE LA VIDA. Recuerden que durante la inquisición muchos murieron quemadas y empalados, apedreados y apedreadas y muchos otros entre las garras de las fieras, estas víctimas también ofrecieron sus vidas, y luego fueron considerados mártires y luego fueron santificados. Además, desde niños católicos o no católicos fuimos ofrecidos en vida al Vaticano, sino, pregúntenle al Estado, solo que el Vaticano ya tenía nuestras vidas antes de que nuestros padres nos concibieran en "matrimonio".

Una pregunta más antes de continuar ¿serán acaso estos documentos MOTU PROPRIO parte de la nueva jurisdicción penal del nuevo orden mundial con un solo gobierno? pues si a todas estas cartas apostólicas eliminamos "MOTU PROPRIO" el titulo por sí solo no tiene ninguna aplicación, es necesario anteponer el verdadero "MOTU PROPRIO" para que adquieran la legitimidad cósmica, pero resulta que si se utiliza esta frase MOTU PROPRIO en su utilización incorrecta o fraudulenta adquiere necesariamente la jurisdicción de legalidad.(legal-legare=ligar)

Primero que todo veamos que no existe ninguna relación entra MAIOREM HAC DILECTIONEM y SOBRE EL OFRECIMIENTO DE LA VIDA. Maiorem viene de maior que significa "antepasados, también significa maganime" (disculpen, pero no se van a utilizar las explicaciones gramaticales ni los tiempos ni las declinaciones para no hacer muy tediosa esta lectura). Pues bien, con el adjetivo hac no hay ningún problema pues significa "aquí" o "por acá". Luego tenemos dilectionem que viene de dilectus y delectus que sin dificultad alguna se traduce como "decisión o elección". Por lo que esa frase puede interpretarse como "de mis decisiones en el acá por nuestros antepasados". Pero aquí viene lo peor, esto es, el fraude, pues esta es una frase fraudulenta ya que MOTU no tiene que ver nada consigo mismo, pues MOTU viene de Motus que significa "curso de los astros", movimiento de tierra, terremoto, maniobra o movimiento político o religioso bueno o malo. Y PROPRIO que significa individual, esto es, efectivamente significa algo personal, que en este contexto significa aproximadamente "por nuestras propias culpas" de manera que en este contexto está siendo utilizado fraudulentamente; como buenos expertos en latín que son en el Vaticano, pero esta palabra no tiene que ver nada con la elección personal de quien o quienes escribieron esta carta, pues en este contexto se están refiriendo a la elección que "yo" haga, esto es, a lo que está bajo mi propia responsabilidad y no la de ellos, a la responsabilidad que adquieren quienes no reconozcan el Nuevo Evangelio (quiero aclarar que este no es el Nuevo Evang-elio de la Era de Acuario) pues éstos desobedientes serán los únicos responsables o culpables de que sus vidas estén siendo recibidas en ofrecimiento, y que sus vidas sean las primeras víctimas mártires del nuevo dominio político u orden eclesial. Esta frase MOTU PROPRIO puede interpretarse como "por el movimiento de los astros". Conclusión MOTU PROPRIO MAIOREM HAC DIALECTIONEM: Por decisión y por el movimiento de los astros desde nuestros antepasados se seguirá decidiendo acá.

Precisamente la carta inicia de manera anfibológica con una cita bíblica de Jn 15,13 "Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos" Esto es, nos están anunciando el destino de quienes no encajen en el nuevo orden mundial y en los que desobedecen al Nuevo Evangelio y si no nos enteramos de este fraude seremos "motu proprio" los únicos culpables de nuestro propio exterminio, solo que nos están ofreciendo fama y santidad, tal como lo reza el artículo 2 inciso a "ofrecimiento libre y voluntario de la vida y heroica aceptación propter cartatem de una muerte segura, y a corto plazo;" claro, el disfraz está en la tergiversación, veamos también lo que a continuación prosigue, "Son dignos de consideración y honor especial aquellos cristianos que, siguiendo más de cerca los pasos y las enseñanzas del señor Jesús, han ofrecido voluntaria y libremente su vida por los demás y perseverado hasta la muerte en este propósito" Hay que prestar mucha atención a la ambigüedad de estas frases, máxime cuando quienes las emiten son los expertos en este tipo de mensajería encubierta, pero si la Iglesia pretende fusionarse en una sola porque entonces está emitiendo este tipo de documentos sin consultar con la otras religiones, la razón es obvia, está garantizándole a las otras religiones ( a los líderes) el poder y el dominio que también van a alcanzar, pues estos otros también entienden este lenguaje. Y para muestra un botón: "Cuando vayas subiendo, saluda a todos, son los mismos que vas a encontrar cuando vayas bajando". Claro, no falta quien haciendo una de esas históricas y tradicionales exegesis nos cuente una conmovedora hermenéutica.

La Iglesia Católica es muy respetuosa del orden cósmico, si respetara a la humanidad con la mitad de ese respeto la historia fuera muy diferente y halagadora ,y esto lo comprobamos con el documento MOTU PROPRIO del 11 de julio del 2013, en ese documento la Iglesia deja sin la inmunidad a los asesinos y violadores de la Santa Sede (todo el orbe) y les devuelve a los seres humanos la libertad, la que le quitaron antes de nacer con eso de la falsa idea del matrimonio, mucha gente aún no lo comprende y se pregunta porque el Vaticano ha hecho esto, la razón es muy sencilla, en la Nueva Era de Acuario los seres son libres Motu Proprio, tal como lo fueron nuestros antepasados, esto es, por disposición de los astros y como respetuosos de este orden celestial tiene forzosamente que renovarse o actualizasen para la Nueva Era, tanto así que hasta el matrimonio han declarado despistadamente que ha sido una unión "ilegal", tal como consta en los documentos MOTU PROPRIO que tocan estos temas. Si bien es cierto, estos aspectos parecen favorecernos, pero repito, están llenos de engaño y de fraude, le hablan a la humanidad o fiel comunidad de una manera que solamente Ellos entienden, pues saben que los seres humanos ocupados y distraídos por distracciones que Ellos mismos han provocado no estarán en la disposición de ocuparse a investigar sobre estas cuestiones, pues de hacerlo sería entrar en conflicto consigo mismos y aunque mucha gente se declare hoy día ser seres espirituales evitan entrar en conflicto con el dogma de la religión, pues el temor infundido desde tiempos inmemoriales aún persiste, pero muy pronto ese temor y esa dependencia desaparecerá motu proprio.

No debe extrañarnos tal actitud; ya que, dentro del cristianismo, al menos en los últimos dos mil años, esto es, durante la recién consumada Era de Piscis, la Era de los peces, la Era del milagro de los peces; la guerra y el conflicto religioso, el temor infundado y la persecución religiosa ha sido "el pan nuestro de cada día". La religiosidad cristiana ha sido la causante de la "discordia" entre naciones y la enemistad entre los vecinos del pueblo y el odio entre la misma familia, padres contra hijos, hermanos contra hermanos, espíritu contra espíritu. Han sido dos mil años de barbarie de lesa humanidad tan solo por desacuerdos religiosos, si el DOGMA aparte de ser una institución fuera una nación o una persona sería la más cruel y feroz bestia o el asesino más temible de la humanidad, al menos hasta el momento ¡y por favor, no salgan con esa histórica excusa de que eso fue en el pasado si siempre ha estado pasando y está por pasar aún con mayor crueldad!

Ahora que los eventos en el "cielo" nos indican que, bajo el sol, acá en la Tierra de acuerdo al esquema astrológico-astronómico respecto a Nuestra Estrella o Sol se han cumplido 30° grados de precesión y que por consiguiente hemos ingresado a una nueva casa, a la casa de Acuario en la que tendremos que permanece en esta nueva casa por un periodo de aproximadamente 2000 a 2150 años, o bien sea, el equivalente a 30° grados de precesión, sometidos a nuevas leyes cósmica-astrológicas, acá en la tierra o acá "abajo" estamos también ingresando a una nueva dimensión espiritual, la liberación espiritual, la dimensión del yo sé, la era del "cielo" (Urano), la era de nuestra propia "religión" esto es, la era en la no necesitaremos de ninguna forma de religión que "guie" nuestras vidas, pues es así como reconoceremos a estas nuevas leyes cósmica-astrológicas, pues tendremos nuestra propia Luz para iluminar nuestra existencia y ayudar a otros a encontrar su Luz, según esas nuevas leyes. Hemos dejado atrás al yo creo para convertirnos en conocedores de nuestra propia naturaleza espiritual- humana. Y es precisamente este nuevo paso o nueva "pascua" lo que está preocupando a muchos políticos y religiosos que desde hace ya varios años han venido planeando un nuevo sistema de dominio absoluto, tan grande es esa preocupación que han mantenido distraída a la humanidad con problemas ambientales como el calentamiento global, el deterioro ecológico, terrorismo y narcotráfico, amenazas económicas, amenazas contra la salud, etc. para que la gente no se entere de esta nueva realidad en el "cielo" y por consiguiente en la tierra o acá "abajo", pues tal como es arriba es abajo.

Y no es que la humanidad desconozca el cambio de era, pues desde hace muchos años atrás se ha venido mencionando este evento astrológico-astronómico pues de la Era de Acuario se ha hablado mucho y se dicen cosas muy agradables de lo que será esta nuevo periodo astrológico-astronómico, pues sus leyes favorecerán enormemente a la humanidad, solo que quienes han dado a conocer esta realidad que ya la estamos viviendo pero con amenazas tan desagradables; han sido los astrólogos y astrologas y no exactamente los astrónomos/as que desconocen y no comprenden que lo que pasa en el "cielo" altera lo que esta "abajo" en la tierra, y para agravar la situación; la gente comportándose como siervos menguados han despreciado e ignorado este saber, pero repito, no ha sido por su propia voluntad, sino, porque desde los pulpitos eclesiales han sentenciado a quienes sigan estas enseñanzas y en las academias se estigmatiza como pseudo-estudiantes o pseudo-profesionales a los que la acatan. Paradójicamente quienes han condenado a la astrología como una pseudo-ciencia han sido los que la han utilizado para apoyarse en todas las decisiones y actividades eclesiales y litúrgicas, pues el Ex-Vaticano tiene su propio telescopio para hacer las predicciones astrológicas (BUSCAR: OBSERBVATORIO LUCIFER) ya que todos sus movimientos están en función de cada evento celestial. Las razones por las que la Iglesia condene tan severamente a la actividad astrológica, la más antigua de las ciencias y el origen de todo saber astronómico y de toda actividad religiosa sobran, pues si el "hombre" común alcanza este saber ya no reaccionará como un siervo menguado, pues descubrirá ese antiguo lenguaje de Dios, el lenguaje del culto al sol, el primero de los lenguajes científicos de la humanidad por el que las más impresionantes civilizaciones de la antigüedad construyeron el saber, el mismo que está vigente en nuestros tiempos y oculto en cada una de nuestras palabras. Ha sido de ese lenguaje de donde han "nacido" todas las religiones, lastimosamente todo ese saber oculto que ha permanecido a través de las Eras en cada una de nuestras palabras ha sido desvirtuado y personificado por quienes han lucrado con el saber astrológico y lo han convertido en RELIGION o instrumental ideológico para dominar al pueblo de dios, al pobre desamparado. Sino, veamos quien fue LEON X en el siglo XV, este "papa" que a los trece años ya era Cardenal se jactaba de la utilidad de la fábula del cristianismo "desde tiempos inmemoriales se ha notado cuan provechosa nos ha resultado esta fábula de Cristo". Y no solo ha sido este papa el que ha disfrutado del poder económico y político de la religión, sino que ha sido el único que ha sido un imprudente como para ventilar esta realidad a lo externo de la organización religiosa; cualquiera que sea la denominación doctrinal o dogmática, pues todas disfrutan y se enriquecen con esta fábula desde tiempos inmemoriales.

Pues bien, enterados de que estamos en una nueva era y con sus respectivas leyes cósmicas; la Era de Acuario, debemos enterarnos también de la estrategia de las autoridades religiosas que conforman el cristianismo para sobrevivir a este acontecimiento astronómico-astrológico, el cual significa para la humanidad un profundo cambio espiritual, la liberación espiritual, pues nuestro espíritu ha estado sometido, al menos en los dos últimos milenios a las leyes del antiguo regente de la era pasada que fue Ju-piter o la era del mandato petrino. Tal como lo podemos notar desde el Concilio Vaticano II con la proclama de la Nueva Constitución Pastoral Gaudium et spes, en la que se hace un llamado a la integración religiosa, pues son conocedores de que su dominio está expirando y de hecho ya expiro, precisamente ese día en que el Cardenal Ratzinger renuncio a su papado por no poder cumplir el ministerio petrino. (ver COLECCIÓN EISEGESIS-HERMENUTICA. JULIO 2017 N°1) Como pueden ver, desde hace varios años se están haciendo planes para sobreponerse al cumplimiento de los signos de los nuevos tiempos; los que no se pueden alterar, ignorar ni irrespetar, pues lo que sucede en el "cielo" sucede también en la tierra, tal como es arriba es abajo, pues estamos hecho de lo mismo, somos de la misma sustancia o materia, el Ser y el Éter es consustancial, esto es, somos polvo de estrellas y no debemos ignorar esta realidad ni sentir prejuicio por hacer estas relaciones, pues si las ignoramos estaremos respondiendo como siervos menguados, casi como zombis.

El grado académico de una persona no debe ser un impedimento para reconocer la astrología como una actividad importante, como una de las actividades que mayor aplicación tiene, no reconocer la astrología o mejor aún; la astro-teología como tal, es no reconocer la historia de la humanidad y la evolución de las ciencias, pues todos los saberes están vinculados de una u otra manera a las leyes físicas que rigen la vida en nuestro planeta tierra y la astrología ha sido la ciencia que define los actos humanos en cada momento y en cada tiempo. Lo que sucede es que mucha gente la reconoce en privado, pero no lo admite en público, (mucha gente lee el horóscopo disimuladamente) es hora de dejar esos prejuicios y prestarle atención a lo que sucede en el "cielo" pues si alcanzamos esa comprensión alcanzaremos la correcta comprensión de lo que sucede acá "abajo", especialmente en la comprensión de lo que sucede en nuestro interior, la naturaleza menos comprendida, nuestra propia naturaleza. Y precisamente la causa de esta incomprensión es la ignorancia o la indiferencia, pero sobre manera por la desinformación de lo que sucede en el "cielo", pues tal como es arriba es abajo. Si le prestamos la debida atención a esa relación de los seres humanos con las cosas del "cielo" muy pronto vamos a descubrir el origen de la vida. La grandeza de las antiguas civilizaciones es que conocían esta máxima y la aplicaban en todas sus actividades, tal como lo hacen en la actualidad, pero en secreto las grandes organizaciones y corporaciones política-religiosas y hasta comerciales, ¿entonces por qué no ha de hacerlo cada uno/a de nosotros/as también?

Insisto con el asunto de la astrología porque ha sido la misma Iglesia y también la Iglesia-Estado la que todo el tiempo nos ha tratado conforme a las predicciones astrológicas y para muestra otro botón: la renuncia del papa Benedicto XVI. Este "representante de Dios" en la tierra renuncia por una predicción astrológica, la predicción del cambio de casa o cambio de Era en diciembre 21 del 2012, día astrológico en que el sol muere y tres días después nace (Navidad-solo que ese 21 de diciembre murió también la Era de Piscis y no resucitará hasta dentro de 25 o 26 mil años). Se trata de la misma predicción que los Mayas y Aztecas y otras culturas orientales conocían por tradición y que anunciaban de que en marzo del 2012 se "terminaría el mundo", cuando en realidad lo que estaba finalizando era la era de Piscis y no el mundo, pues siempre se ha confundido "era" con "mundo", y como lo dijo el papa, la renuncia es por no poder cumplir con el ministerio petrino, y también incluyo correctamente la palabra "vejez" pues se trató de la vejez del ministerio, pues tres meses después, esto es, el 21 de marzo el planeta Ju-piter finalizaba su ministerio, y ahora será el ministerio de Urano y Saturno. Como verán, la astrología y la astronomía no se separan y quienes lo hacen son unos prejuiciosos académico-religiosos, pero tampoco se separa la astrología de la religión, pues sin la astrología simplemente no existiría la religión ni tampoco existirían los evang-elios, pues no existiría el lenguaje de Dios o del Sol y por consiguiente no existirían los nombres de Cristo, David, Jesús, Salomón (valga la redundancia, Sol-om-on todas las palabras significan sol, solo que en diferentes lenguas), etc.

Grosso modo, estas cortas pinceladas pertenecen a ese antiquísimo culto al sol, de donde surge el cristianismo, solo que surge de una manera personalizada o antropomorgizada en la era de Piscis, así como lo hicieron también los hebreos en la Era de Aries con la inclusión de Yahvé como dios personal, pues éstos se oponían a la adoración de otros dioses de barro o de oro tal como representaban a dios los de la Era de Tauro, pues este dios pertenecía a los egipcios que precisamente estaban despidiendo a la Era de Tauro (becerro de oro) y los hebreos tenían que adorar al cordero de Dios, el símbolo de la era de Aries, pues apenas estaban iniciando esta era. Así, la astrología ha sido la que ha advertido sobre estos eventos, pero el lenguaje utilizado para llamar estos hechos no muere con la era; todo lo contrario, se enriquece entre una era y la otra, tampoco muere Cristo, pues Cristo es Sol, y el Sol sigue siendo el mismo, sigue siendo el Altísimo, pero el evang-elio si cambia. De manera que es por la astrología que ese lenguaje de Dios o de culto al sol ha estado en vigencia siempre, y los que gobiernan y controlan con las religiones lo saben; solo que han hecho lo peor para que la humanidad no se entere de ese conocimiento, pues si la humanidad también se posesiona de ese antiguo legado y lo aplica serán como el ave Fenix, esto es, capaces de renacer de sus propias cenizas, tal como lo han hecho las familias político-religiosas que han gobernado y dominado la humanidad, pasan los siglos y esas familias permanecen en el poder.

El cambio de Era es una amenaza para la organización religiosa y política del mundo entero, y es por esa razón que pretenden gobernar la humanidad con un solo gobierno y una sola religión pues la amenaza consiste en que los seres humanos en esta nueva era ya no podrán ser controlados, ya no podrán ser tratados como siervos menguados, pues los seres humanos tendrán su propio gobierno, solo que es un gobierno de lo espiritual, lo cual significa que serán verdaderamente libres, sus mentes ya no podrán ser controladas aunque sus cuerpos sean contaminados o intoxicados, pues si su espíritu y su mente son libres al cuerpo no le pasara nada, pues la nueva era es precisamente la era del espíritu, de la mente, y por consiguiente de la salud (las doce sales). Es cierto que ya el plan está en marcha, tan solo es necesario para convencerse ver lo que pasa en el mundo a través de la televisión, el medio más eficaz para convencer a la humanidad de la necesidad de un solo gobierno y una sola religión. Pero no creamos en lo que vemos, pues la mayoría de esas desgracias han sido estratégicamente planeadas y los involucrados tanto los "buenos" como los "malos" son solo victimas del engaño, estos "malos" deberían ser los primeros en despertar, pues están siendo utilizados aun en contra de su propia gente, pues están masacrando a sus propios hermanos, estos "malos" debería observar quienes están detrás de ellos atizando y financiando y los "buenos", esto es, los que vemos la TV o los que apoyan esto o aquello o lo rechazan; también necesitamos despertar para poder ver el engaño. Por eso, no hay que conformarse con que sean solamente los "malos" los que deben despertar, sino cada uno de nosotros, cada uno de nosotros es responsable directamente del éxito que tengan estas familias que dominan al mundo y ahora quieren más dominio y más control solo que para obtenerlo primero tienen que conformar un solo gobierno y una sola religión y luego solo les queda deshacerse de la mitad de la humanidad para poder tener mayor control y dominio absoluto, pero fracasaran y sucumbirán en el fracaso, pues fracasaran y sucumbirán motu proprio.

Cuando esto suceda, porque de hecho "va a suceder", solo que dependerá de cada uno de nosotros cuanto tiempo se los vamos a permitir, pues está en cada ser humano la decisión de seguir dependiendo de las religiones, en este caso sería de la religión, que hasta el momento aún no sabemos cómo se le va a llamar, pero si les digo que las más grandes religiones serán las que aporten la base de ese nombre, pues ninguna de ellas va a permitir que su símbolo nominal no sea visible, y tampoco va a permitir que sus símbolos religiosos desaparezcan, cada líder de éstos reclamara ser el centro. Podrán mantener como siervos menguados a sus seguidores que por medio del control remoto (el chip) harán que se comporten como zombis, pero sus líderes no se van a conformar con estar a la deriva, cada núcleo religioso exigirá su cuota de poder y la utilización de sus símbolos "sagrados" y cuando esto no se dé de conformidad, entraran en escena los conflictos religiosos de la nueva religión. Será como en los inicios del cristianismo, el cual se inició en la contienda y sigue inmerso en la contienda, esto es, la lucha y los conflictos religiosos continuarán, solo que esta vez será con otros nombres, pero con el mismo Dios, el asunto es, como se llamará ese dios. Pero la lucha no solo será a lo interno de la nueva religión ecuménica, pues los que no sean controlados o los divergentes también serán perseguidos, y al final podrían ser éstos los que ofrezcan sus vidas, tal como paso en los inicios del cristianismo como ideología dominante volverá a pasar en los inicios de esta nueva era, pues cada vez que hay un cambio de era, hay también un cambio de la organización religiosa y política, tal como paso cuando la era de Aries finalizo y se inició la era de Piscis, la era del cristianismo en la que todos los "mercaderes" del templo (tiempo de piscis o nuevo orden) fueron expulsados a latigazos. Para ese cambio, tanto fue la oposición de la religión de la era de Aries que el cristianismo ha tenido que compartir su nombre haciéndose llamar judeo-cristianismo, ni siquiera se les permitió llamarse cristianismo-judeo, de manera que la "soberbia" de Aries siempre ha estado involucrada con la "paciencia" de Piscis y los resultados ha sido la continuación de la guerra: la guerra ideológica, una síntesis entre la conciencia bélica de Aries y la conciencia timorata y hasta romántica de Piscis.

La oposición de los seguidores de la era de Aries fue tan intensa que los israelitas (is-ra-eli-tas: léase: la élite de los hijos del sol en la tierra) mantuvieron su presencia en la recién consumada era de Piscis y esta misma élite "renovada" es la que está planeando ese nuevo orden mundial, de un solo gobierno y una sola religión ¿acaso pretenden adueñarse también de esta nueva era? Todo depende de si se lo permitimos, no tenemos las armas químicas ni las armas convencionales, no tenemos el control sobre el clima ni tampoco tenemos ni lo queremos tener; el control sobre la mente de los "pobres" menguados, pero si tendremos la voluntad y las energías solares o santas para rechazar todo intento de dominación religiosa o política, tendremos motu proprio toda esa fortaleza para superar los peores embates político-religiosos, tendremos la capacidad de elegir correctamente, y esa será nuestra más efectiva arma. Si habrá un nuevo orden que de hecho lo habrá, será el orden de los seres libres, si habrá una sola "religión" será la que esté en cada uno de los seres que conforman la humanidad de la Era del hombre del cántaro.

Para concluir, los documentos MOTU PROPRIO se firman y se ordena su ejecución en San Pedro, esto es, en el Vaticano, pero resulta que el ministerio petrino ya no existe como tal, lo cual significa que estos documentos no tienen la validez canónica de las leyes cósmicas por las que se rige la Santa Sede y si tiene alguna legitimidad o "legalidad" ésta necesariamente será en materia penal o la que rige en el Estado... El asunto es, ¿a quién está ordenando FRANCISCO?

Posdata: ¿Si la no aceptación de un solo dogma como el del catolicismo fue tan cruel y sangriento como habrá de ser la negación del dogma de todas las religiones?